WhatsApp traiciona a sus usuarios. Te explicamos por qué.

Conoce las implicaciones del engaño.

Algunas de las aplicaciones de las que Facebook es dueño

WhatsApp actualizó sus términos de servicio y política de privacidad para compartir con Facebook los datos de sus usuarios con fines publicitarios. Anteriormente había prometido que no enviaría anuncios publicitarios y que no permitiría que los datos de sus usuarios se utilizaran para fines de mercadotecnia.  No cumplió con sus promesas y traicionó a sus usuarios: aunque puedes limitar un poco las implicaciones de esa transferencia, WhatsApp aún compartirá parte de tu información con Facebook y sus empresas.

Cuando Facebook informó la compra de WhatsApp en 2014, de inmediato surgieron reacciones de numerosos expertos y defensores de los consumidores que alertaban sobre el riesgo de que Facebook no respetara la privacidad de los usuarios.

Para aclarar la situación, el fundador de WhatsApp Jan Koum anunció en febrero de 2014 en el blog de la compañía que:

“A partir de ahora esto es lo que cambiará para ustedes, usuarios: NADA.
WhatsApp seguirá siendo autónomo y tendrá una gestión independiente. Puedes seguir disfrutando del servicio por una cuota mínima. Puedes seguir con WhatsApp sin importar en qué lugar del mundo estés o qué smartphone uses. Sin anuncios ni interrupciones. No habrá alianzas entre ambas compañías si esto significa que se comprometen los principios que siempre nos han definido como compañía, nuestra visión y nuestro producto”.

De igual forma, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, declaró en el Mobile World Congress de Barcelona al respecto de las preocupaciones que había ocasionado la compra:

“Absolutamente no vamos a cambiar los planes en torno a WhatsApp y la forma en que utiliza los datos de los usuarios. WhatsApp va a operar de forma totalmente autónoma.”

En 2015 las preocupaciones subieron de tono cuando Facebook anunció que tenía intenciones de abrir las puertas de WhatsApp a cuentas de negocios para que compañías externas pudieran contactar a sus consumidores con publicidad dirigida y de esta forma poder monetizar a los usuarios de WhatsApp.

Finalmente, el 25 de agosto de 2016, WhatsApp actualizó sus términos de servicio y su política de privacidad anunciando que compartirían con Facebook y todas sus empresas información de sus usuarios. Estas empresas incluyen a Instagram, Facebook Payments, Atlas, Onavo, Parse, Moves, Oculus, LiveRail y Masquerade. Todas estas compañías ahora tendrán acceso a los datos de los usuarios de WhatsApp.

Antes de este cambio, las políticas de la aplicación de mensajería especificaban:

“No utilizamos el número de tu teléfono móvil u otra información de identificación personal para enviar mensajes comerciales o publicitarios sin tu consentimiento.”

La decisión, que otros también han considerado como una traición de WhatsApp a sus usuarios, motivó a que el Centro de Información de Privacidad Electrónica (Electronic Privacy Information Center, EPIC) y el Centro para la Democracia Digital (Center for Digital Democracy, CDD) enviaran a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (Federal Trade Commission o FTC) una denuncia y solicitud de investigación para tomar medidas cautelares por el cambio en los términos de servicio y la política de privacidad de WhatsApp, pues consideraron que esto constituye una práctica comercial desleal y engañosa que viola el Federal Trade Commission Act. La FTC ha respondido que ya revisa la denuncia para determinar si se inicia una investigación y establecer si los cambios en las políticas de privacidad y términos de servicio fueron legales o no.

Respuesta de la FTC a la queja de EPIC y el CDD sobre los cambios de WhatsApp
Respuesta de la FTC a la queja de EPIC y el CDD sobre los cambios de WhatsApp.

El impacto de este cambio afectará a los más de 1 billón de usuarios actuales del cliente de mensajería en todo el mundo, cuyos servicios significan el envío de 42 billones de mensajes y 1 billón de fotos cada día. De acuerdo a datos proporcionados a El Financiero por Jorge Ruiz, director general de Facebook en México, WhatsApp cuenta con más de 61 millones de usuarios en el país, de los cuales 41 millones utilizan la aplicación diariamente, lo que ubica a México en el cuarto lugar de usuarios de WhatsApp a nivel mundial.

México es el cuarto país a nivel mundial donde más se usa WhatsApp con 61 millones de usuarios.
México es el cuarto país a nivel mundial donde más se usa WhatsApp con 61 millones de usuarios.

El uso de los metadatos de comunicaciones, que de acuerdo a una resolución del INAI son considerados datos personales, abre la posibilidad a una serie de situaciones que podrían afectar drásticamente la privacidad de los usuarios de redes sociales, como Facebook, o de servicios de mensajería electrónica, como WhatsApp. Una de las funciones que utiliza Facebook es la de recomendar usuarios a través de redes de vínculos entre teléfonos móviles. El algoritmo que usa Facebook ha demostrado no contar con controles y violar la expectativa legítima de privacidad de sus usuarios, pues existe el caso donde Facebook recomendó a los pacientes de un psiquiatra ser amigos entre sí. Con los datos de WhatsApp, Facebook podrá potencialmente sugerir a los usuarios perfiles no sólo de personas con las que están en contacto, sino también a negocios con los cuales se haya contactado alguna vez a través de WhatsApp.

Los datos que WhatsApp transferirá a Facebook y sus empresas filiales con este nuevo esquema son:

  • Número de teléfono móvil de la cuenta de WhatsApp;
  • Números de teléfono de la libreta de contactos del dispositivo (incluyendo tanto a los contactos que usan WhatsApp como los que no);
  • Nombre de perfil;
  • Foto de perfil;
  • Lista de contactos favoritos;
  • Grupos;
  • Listas de difusión;
  • Informes y registros de rendimiento, servicio, sitio web, fallos y diagnóstico;
  • Información sobre actividad y uso del servicio;
  • Información sobre transacciones bancarias (para los usuarios que pagaron por la aplicación cuando WhatsApp cobraba anualidad);
  • Modelo de hardware del dispositivo;
  • Sistema operativo del dispositivo;
  • Información sobre el navegador web;
  • Resolución de pantalla del dispositivo;
  • Direcciones IP del dispositivo;
  • Información de la red móvil (operador);
  • Identificadores del dispositivo (identificador de teléfono —IMEI— e identificador tarjeta SIM —IMSI—);
  • Información sobre la ubicación del dispositivo;
  • Información sobre los cambios de mensaje de estado y en línea;
  • Mensajes de estado (los mensajes que colocas en tu perfil, como “Ocupado”, “Sólo llamadas de urgencia”, etc.);
  • Estados de conexión;
  • Estados de última conexión;
  • Última vez que se actualizó el mensaje de estado.

Todos esta información se suman a la lista de 98 datos que ya obtiene — y utiliza — Facebook sobre los usuarios que tienen una cuenta en esa red social. A continuación analizamos a detalle los nuevos términos de servicio y la política de privacidad de WhatsApp, así como el comunicado de la compañía al anunciar estos cambios para poder dimensionar el riesgo que implica la transferencia de estos datos personales y la información que se puede inferir con ellos.

Desciframos el comunicado de WhatsApp del 25 de agosto de 2016

En su blog oficial, WhatsApp publicó:

“Queremos explorar alternativas para que también te comuniques con comercios que te resulten relevantes, aunque manteniendo tu experiencia libre de anuncios de terceros o de mensajes no solicitados.”

WhatsApp se esfuerza por hacer creer al usuario que no recibirá mensajes publicitarios “de terceros”, aprovechando que para la mayoría de los usuarios un tercero significa cualquier entidad externa a el usuario y a WhatsApp. Lo que en realidad significa este enunciado es que el usuario sí recibirá mensajes publicitarios de comercios “relevantes”, es decir: si alguna vez enviaste un mensaje de WhatsApp a un comercio, entonces podrás recibir publicidad de ese comercio.

“No publicaremos ni compartiremos los números de WhatsApp en Facebook o con terceros, ni tampoco los venderemos, compartiremos o daremos a anunciantes.”

Nuevamente WhatsApp juega con la terminología al manejar “un tercero” y un “comercio relevante” como entidades distintas, aunque para el usuario común significa y se refiere a lo mismo. Facebook (dueña de WhatsApp) es un intermediario que no “vende” los datos a los anunciantes. Lo que vende es un servicio de publicidad dirigido y se encarga de enviar o mostrar la publicidad contratada por esos anunciantes a sus usuarios.

“[…] al conectar tu número con los sistemas de Facebook, este podrá ofrecerte mejores sugerencias de amistades y mostrarte anuncios que te resulten relevantes – si tienes una cuenta con ellos –. Por ejemplo, puedes ver un anuncio por parte de una compañía con la que ya te has comunicado, en vez de uno por parte de un comercio del que jamás has escuchado.”

Como lo mencionamos al inicio de esta entrada, el algoritmo de sugerencia para contactos no está libre de errores. WhatsApp trata de suavizar el impacto de la lluvia de publicidad que te espera como usuario, argumentando que dicha publicidad únicamente será de comercios con los que ya te has comunicado, lo que no deja de significar un acceso intrusivo a tus redes de contactos.

“Exploraremos maneras para que tú y diferentes comercios puedan comunicarse usando WhatsApp, por ejemplo con información de pedidos, transacciones y citas; notificaciones de entrega y envío; actualizaciones de producto y servicio; y mercadotecnia en general. Los mensajes de mercadotecnia podrían incluir una oferta de algo que quizás te interese.”

En este enunciado, WhatsApp admite abiertamente que sus usuarios recibirán información de mercadotecnia que va más allá de notificaciones y entra en el ámbito de sugerir productos a los que el usuario “podría” estar interesado.

Desciframos los Términos de servicio de WhatsApp (en su modificación del 25 de agosto de 2016)

Sobre los datos que WhatsApp recaba, los términos de servicio especifican:

Sobre la libreta de direcciones

“Nos proporcionas regularmente los números de teléfono de los usuarios de WhatsApp y los demás contactos que tienes en la libreta de direcciones de tu teléfono móvil.”

Esto significa que WhatsApp estará en posibilidades de transferir tu lista completa de contactos a Facebook y sus empresas, incluyendo tanto a tus contactos que usan WhatsApp y los que no utilizan el servicio. Si tú no eres usuario de WhatsApp pero alguno de tus conocidos sí lo es, el tenerte registrado en su libreta de direcciones implicará que los datos de tu número telefónico serán transferidos y tratados por Facebook sin tu consentimiento. Ya existen usuarios que se han quejado de que al utilizar la aplicación de Facebook, ésta obtiene a la lista de contactos telefónicos y los compara con la base de datos de perfiles de Facebook, para posteriormente sugerirlos como “personas que quizá conozcas”, aun cuando no existan relaciones de amigos en común. La importancia de la lista de contactos es tal que ya es considerada como “la verdadera red social” pues en ella convergen los círculos más íntimos, como el familiar (padres, hermanos, tíos, etc.), el escolar (ex compañeros de colegio, de cursos, profesores, asesores), el laboral (compañeros de trabajos presentes y pasados, contactos profesionales) y se extiende hasta el comercial y de servicios (el número de tu dentista, del hospital que frecuentas, de tu doctor, de la pizzería, del plomero, del mecánico, etc.) y de negocio (tus proveedores, clientes, etc.). Todas tus relaciones están en tu lista de contactos, y ahora WhatsApp podrá compartirla con Facebook, no sólo para sugerir que sean amigos sino también para que tus contactos encuentren tu perfil de Facebook y puedan enviarte solicitud de amistad, además de enviarte anuncios de publicidad de negocios vinculados con tus contactos.

Sobre los dispositivos y software

“Debes proporcionar ciertos dispositivos, software y conexiones de datos que nosotros no proporcionamos para usar nuestros Servicios. Durante todo el tiempo que uses nuestros Servicios, aceptas descargar e instalar actualizaciones de nuestros Servicios, incluso de forma automática.”

WhatsApp establece que tú debes proporcionar un dispositivo para poder utilizar su servicio, además de contar con un proveedor de servicios de Internet (operador telefónico). Sin embargo, WhatsApp tiene acceso a los detalles de tu dispositivo y de tu operador y podrá compartirlos con Facebook y sus filiales para fines de segmentación. Esto es muy grave porque con la información del tipo de teléfono, del tamaño de la pantalla y hasta del operador, es posible ubicar a los usuarios dentro de estratos económicos.

Sobre las tarifas e impuestos

“Tú eres responsable por los costos del plan de datos de tu operador de telefonía móvil, así como de las demás tarifas e impuestos asociados con el uso de nuestros Servicios.”

Facebook y WhatsApp te ocasionarán gastos por enviarte publicidad. WhatsApp y Facebook están en posición de enviarte notificaciones y mensajes de “comercios relevantes”. WhatsApp no explica que entiende por el término “relevante” ni lo acota, por lo que abre un abanico de posibilidades para que comercios puedan enviarte mensajes publicitarios siguiendo sus intereses y no los tuyos. Estos mensajes podrán ser de texto, contener imágenes y videos lo que ocasionará un gasto extra — además de no solicitado — en tu plan de datos, y aunque pareciera que un mensaje o una imagen consume poca cantidad de datos, esa cantidad multiplicada por varios meses podrá resultar bastante elevada y los usuarios tendrán que absorber su costo al 100%.

Sobre la política de privacidad y datos del usuario

“Aceptas nuestras prácticas de datos, que incluyen la recopilación, la utilización, el procesamiento y el uso compartido de tu información, tal como se describe en nuestra Política de privacidad, así como la transferencia y el procesamiento de tu información en los Estados Unidos y otros países de manera global donde tenemos o usamos instalaciones, proveedores de servicios o socios, sin importar dónde usas nuestros Servicios.”

Los proveedores de servicios y socios a los que WhatsApp se refiere son empresas como Atlas y LiveRail, especializadas en envío de anuncios publicitarios mediante segmentación de mercado. Sin más, y sólo por ser parte de Facebook, esas empresas – y cualquier otra que Facebook compre en adelante – tendrán acceso a los datos personales de tu cuenta de WhatsApp.

Sobre los descargos de responsabilidad

“NO GARANTIZAMOS QUE NINGUNA INFORMACIÓN PROPORCIONADA POR NOSOTROS SEA PRECISA, COMPLETA O ÚTIL, QUE NUESTROS SERVICIOS SEAN OPERATIVOS, ESTÉN EXENTOS DE ERRORES, PROTEGIDOS O SEGUROS, O QUE NUESTROS SERVICIOS FUNCIONEN SIN INTERRUPCIONES, DEMORAS O IMPERFECCIONES.”

Este enunciado es crítico: WhatsApp no se responsabiliza de ninguna forma en caso de algún incidente de seguridad como robo de tus datos personales o hackeo. Además indica expresamente que no garantiza que tus datos estén protegidos ni seguros.

Desciframos la Política de privacidad de WhatsApp en su modificación del 25 de agosto de 2016

Sobre la información de tu cuenta

“Proporcionas tu número de teléfono móvil para crear una cuenta de WhatsApp. Nos proporcionas los números de teléfono de la libreta de direcciones de tu teléfono móvil regularmente, incluidos los de los usuarios de nuestros Servicios y los de los demás contactos de la libreta de direcciones de tu teléfono móvil. Confirmas que estás autorizado a proporcionarnos dichos números. También puedes agregar otra información a tu cuenta, como un nombre de perfil, foto de perfil y mensaje de estado.”

Adicional a lo ya comentado sobre las implicaciones de compartir la lista de contactos telefónicos, es importante mencionar que la transferencia de la información contenida en el nombre de perfil, foto de perfil y mensajes de estado implica un alto riesgo para la privacidad, pues Facebook tiene un poderoso mecanismo de reconocimiento facial (que ya usa en su red social) con el que podría obtener otros datos como sexo, origen étnico y racial y patrones de comportamiento, al compararlas con fotografías en la red social. Además, del análisis de los mensajes de estado que publicas en WhatsApp podría inferirse tu estado de ánimo actual, problemas personales y hasta necesidades médicas.

Tus conexiones

“Para ayudarte a organizar la forma en que te comunicas con los demás, podemos crear una lista de tus contactos favoritos, y tú puedes crear grupos, unirte o dejar que te agreguen a grupos y listas de difusión. Dichos grupos y listas se asocian con la información de tu cuenta.”

Esto significa que Facebook no sólo podría enviarte publicidad a ti, sino también a tus contactos de WhatsApp, en particular los con que más te comunicas, bajo el argumento de que si una publicidad es relevante para ti, también “podría interesarle” a tus amigos.

Sobre la información recopilada automáticamente

“Recopilamos información relacionada con el rendimiento, diagnóstico y servicio. Esto incluye información sobre tu actividad (como la forma en que usas nuestros Servicios, la forma en que interactúas con otros mediante nuestros Servicios y datos similares), archivos de registro, así como informes y registros de rendimiento, sitio web, fallos y diagnóstico.”

Con estos metadatos se puede hacer un análisis para conocer los horarios en los que más utilizas la aplicación, así como los días de la semana en los que tienes mayor o menor actividad, con la finalidad de poder enviarte publicidad justo en el momento en el que saben que tendrás más oportunidad de leerlo.

Información sobre tu conexión y dispositivos

“Recopilamos información específica de tu dispositivo cuando instalas, accedes o usas nuestros Servicios. Esto incluye información como el modelo de hardware, la información del sistema operativo, información sobre el navegador, la dirección IP e información de la red móvil, incluido el número de teléfono y los identificadores del dispositivo.
Recopilamos información sobre la ubicación de tu dispositivo si usas nuestras funciones de ubicación, así como cuando eliges compartir tu ubicación con tus contactos, ver lugares cercanos.”

Con los metadatos de geolocalización, podrías recibir mensajes de publicidad de comercios cercanos. Aun cuando no hagas uso de los servicios de geolocalización, con el registro de las direcciones IP de tus conexiones se puede determinar desde dónde estás conectándote, esto es, obtener el país, estado, ciudad y colonia desde donde se realizó la conexión, en algunos casos incluso se puede llegar a inferir si usaste WhatsApp conectándote desde una escuela, un hospital, un centro de trabajo, etc. Los detalles del dispositivo, como ya lo mencionamos anteriormente, pueden ayudar a inferir el nivel económico de los usuarios, pero más crítico aún, al realizar un análisis del modelo del teléfono, el operador telefónico y la información del navegador (resolución de pantalla) se puede llegar a identificar el tipo de actividad que realizas. Por ejemplo el sitio Gizmodo explica que en Estados Unidos personas con ingresos económicos más elevados tienden a utilizar Verizon o AT&T, mientras que personas con menores ingresos utilizan más frecuentemente T-Mobile o Sprint. Con esa premisa, podemos inferir por ejemplo que en México una estudiante de preparatoria es más propenso a utilizar un teléfono Android de pantalla chica y operador de red Unefon o Movistar y un ejecutivo o empresario tiende más a utilizar teléfonos de gama alta (BlackBerry o iPhone) con el operador Telcel o Nextel (ahora AT&T).

Información sobre mensajes de estado

“Recopilamos información sobre tus cambios de mensaje de estado y en línea en nuestros Servicios, como si estás en línea (tu “estado de conexión”), la última vez que usaste nuestros Servicios (tu “estado de última conexión”) y la última vez que actualizaste tu mensaje de estado.”

Para obtener un mayor enganche en sus anuncios publicitarios, Facebook puede lanzar sus campañas primero a los usuarios con mayor actividad en el servicio, por ejemplo, usuarios cuyo último estado de conexión sea menor a dos días; además, al contar con la información de los mensajes de estado, Facebook también podría lanzar una campaña de anuncios de flores o chocolates días antes de San Valentín a todos los usuarios en cuyo estado se encuentre la palabra amor, enamorado, etc.

Comunicaciones sobre nuestros Servicios y la familia de empresas de Facebook

“Podemos proporcionarte mercadotecnia para nuestros Servicios y los de la familia de empresas de Facebook, de la cual ahora formamos parte.”

WhatsApp admite abiertamente que podrá enviarte mensajes de mercadotecnia (otra forma de llamar a los anuncios publicitarios) de cualquiera de las empresas filiales de Facebook. Aun cuando no resulten “relevantes” para ti, WhatsApp dice que está en posibilidad de enviarte anuncios de cualquiera de las empresas que son propiedad de Facebook.

Cero anuncios banner de terceros

“No permitimos anuncios banner de terceros en WhatsApp. No es nuestra intención incluirlos, pero si alguna vez lo hacemos, actualizaremos esta política.”

Nuevamente, WhatsApp trata de suavizar el impacto de la publicidad al indicar al usuario que no recibirá, por lo menos al principio, publicidad en forma de banners. Pero se reserva la posibilidad de hacerlo más adelante.

Mensajería comercial

“Permitiremos que tú y terceros, como diferentes comercios puedan comunicarse usando WhatsApp e intercambien mensajes, tales como información de pedidos, transacciones y citas, notificaciones de entrega y envío, actualizaciones de producto y servicio, y mercadotecnia.”

WhatsApp se esfuerza por ocultar el término publicidad; explica al usuario ejemplos sobre la recepción de información que le puede resultar útil, como notificaciones de compras en comercios, de envíos, etc., y al final, de forma muy pragmática, solo menciona “mercadotecnia”, sin explicar que esto se refiere a mensajes de negocios, productos, servicios y promociones que llegarán en forma de mensajes de texto, de imágenes y de video. Durante el congreso para desarrolladores F8 el 12 abril de 2016, Mark Zuckerberg dio a conocer que planea integrar el uso de “bots” para en el ecosistema de Facebook, esto es, servicios automatizados que los comercios podrán contratar para interactuar con clientes o clientes potenciales; no es descabellado pensar que en un futuro los bots de mensajería comercial también se integren al ecosistema de WhatsApp accediendo a los datos de los usuarios y utilizando su información para fines de publicidad.

Empresas afiliadas

“Nos unimos a la familia de empresas de Facebook en 2014. Como parte de la familia de empresas de Facebook, WhatsApp recibe información de esta familia de empresas y comparte información con ellas. Podemos usar la información que recibimos de ellas, y ellas pueden usar la información que compartimos con ellas.”

Las empresas de Facebook, son, además de WhatsApp:

  • Instagram: una red social para compartir fotos y videos. Con el acceso a tus datos proporcionados por WhatsApp, podrías recibir sugerencias de personas y negocios a quien seguir en Instagram basado en tus contactos telefónicos.
  • Atlas: una plataforma que se dedica al mercadeo comportamental. Con los datos de WhatsApp, Atlas podría segmentar de forma precisa a los usuarios e identificar a los potenciales clientes de algún producto o servicio para enviarles mensajes publicitarios.
  • LiveRail: una compañía que se especializa en el campo de la publicidad en vídeo. Con los datos compartidos, LiveRail podría enviar publicidad a los usuarios de WhatsApp en forma de mensajes de video.
  • Onavo: una empresa que ofrece servicios de conexiones seguras (VPN). Los metadatos de las conexiones IP de los usuarios de WhatsApp podrían servir a Onavo para, por ejemplo, enviar mensajes publicitarios ofertando sus servicios de conexiones VPN a usuarios de WhatsApp de cierto país o región o a usuarios con un perfil ejecutivo.
  • Moves y Masquerade: dos aplicaciones para Android y iPhone. Moves realiza una bitácora de toda la actividad física que realizas, almacenando también los lugares que visitas, las rutas que sigues, etc. Con esa información Masquerade permite a sus usuarios cambiar la apariencia y agregar efectos a los rostros en tiempo real. Si estas aplicaciones cruzan información con WhatsApp, podrían, por ejemplo, decirte quiénes de tus contactos visitan los mismos lugares o tienen rutinas similares a las tuyas. Esas mismas recomendaciones podrían mostrar tu perfil a las personas que te tengan en su libreta de direcciones.
  • Oculus: ofrece productos y sistemas de realidad virtual. Imagina una situación en la que alguno de tus contactos compre algún producto de Oculus — Oculus Rift por ejemplo; Oculus podría solicitar a WhatsApp la lista de todos los contactos del comprador para enviarles un mensaje: “tu amigo acaba de comprar este nuevo producto que quizá te interese”, bombardeando con publicidad a toda su libreta de direcciones.
  • Parse: ofrece servicios de programación enfocado principalmente al desarrollo de aplicaciones móviles. Esta empresa también podría ofertar sus servicios a ciertos usuarios de WhatsApp que encajen dentro de algún segmento particular, como alumnos de una universidad y sus amigos, o gerentes de una empresa y sus empleados.
  • Facebook Payments: maneja el sistema de pagos en Facebook y es compatible con más de 80 métodos de pago a nivel mundial. Dejemos volar la imaginación: supón que utilizas un juego de Facebook, y que te registraste en Facebook Payments para comprar accesorios para tu personaje del juego. Facebook podría acceder a tus contactos de WhatsApp, verificar quiénes de ellos usan Facebook Payments e invitarlos a que se unan al juego, atrayéndolos al decir que “tu amigo ya lo está jugando”. Teniendo la ventaja de que esos usuarios ya usan el sistema de pagos y serán más propensos a adquirir productos “por recomendación” de un amigo.

Eliminación de tu cuenta de WhatsApp

“Puedes eliminar tu cuenta de WhatsApp en cualquier momento (incluso si quieres revocar tu consentimiento para que usemos tu información) mediante la función “Eliminar mi cuenta” dentro de la aplicación. Ten en cuenta que si sólo eliminas nuestros Servicios de tu aparato sin usar la función “Eliminar mi cuenta” dentro de la aplicación, podemos almacenar tu información durante un período más prolongado.”

WhatsApp explica aquí que si únicamente desinstalas la aplicación de tu dispositivo, tu cuenta permanecerá vigente y aún podrá conservar tus datos personales.

Legislación y protección

“Podemos recopilar, usar, conservar y compartir tu información si consideramos de buena fe que es razonablemente necesario para: (a) responder de acuerdo con las leyes o normas, procesos legales o solicitudes gubernamentales aplicables; (b) exigir el cumplimiento de nuestros Términos o cualquier otro término y política aplicable, incluso para investigaciones de infracciones potenciales; (c) detectar, investigar, impedir y abordar fraudes y otras actividades ilegales o problemas técnicos o de seguridad; o (d) proteger los derechos, la propiedad y la seguridad de nuestros usuarios, WhatsApp, la familia de empresas de Facebook u otros.”

Este punto es crítico: a lo largo del presente análisis hemos visto la cantidad de datos e información que se puede inferir con los metadatos que WhatsApp ahora puede acceder. Todos esos datos, además de ser usados por Facebook y sus empresas filiales, podrán también ser entregados a las autoridades en caso de que así lo requieran y no hay ninguna garantía de que WhatsApp informe a los usuarios que su información ha sido solicitada, y peor aún, entregada a las autoridades.

¿Cómo protegerte?

Si eres un usuario de WhatsApp, tendrás la opción de elegir que la información de tu cuenta no sea compartida, aunque eso no significa que no habrá ninguna transferencia de los meta-datos de tu cuenta de WhatsApp a Facebook: aun cuando decidas utilizar la función de opt-out, WhatsApp seguirá compartiendo ciertos datos con Facebook.

“De cualquier manera, Facebook y la familia de empresas de Facebook recibirán y usarán esta información para otros propósitos.”

Los usuarios que ya han aceptado los nuevos términos y política de privacidad tienen 30 días adicionales a partir de que aceptaron para evitar que sus datos sean transferidos. Los usuarios nuevos que se registren en WhatsApp posterior al 25 de agosto ya no podrán optar por no compartir su información. Desde hace tiempo, usuarios han comenzado a eliminar sus cuentas de WhatsApp y migrar a otros servicios para proteger su privacidad.

Consulta tus alternativas en la guía para evitar que WhatsApp comparta tus datos personales con Facebook.

Documentos de referencia

By Valentín Fuentes

Valentín Fuentes es Investigador Técnico del Programa de protección de datos “SonTusDatos” de la Asociación Civil “Artículo 12”. Más información sobre Valentín: https://sontusdatos.org/staff/valentin-fuentes/. Llave pública GPG: https://sontusdatos.org/contacto/llave-publica-de-valentin-fuentes/.

Comentarios (0)

Deja un comentario...