No a la prohibición del sexting, pero ¡sí al sexting seguro!

Recomendaciones para un sexting seguro.

Foto sin título.  © 2014 Fedor Shmidt.  Disponible en http://fedorshmidt.com

El pasado 10 de julio de 2016 el INAI, Pantallas Amigas y Google México lanzaron la campaña “Pensar antes de sextear. 10 razones para no realizar sexting”.  La campaña se enfocó en desincentivar la libre expresión de la sexualidad a través del sexting presentando 10 “consejos” que en realidad son prohibiciones al derecho de cualquier persona a expresar su sexualidad.  Explicamos porque el mensaje nos parece adoptar una mentalidad machista, condescendiente y simplificadora.  Indicamos luego cómo se tiene que abordar el sexting desde una perspectiva de gestión de riesgos.  Sugerimos finalmente un par de herramientas para ‘sextear’ de forma segura.

La campaña iba dirigida a quienes practican sexting, mostrándolo como una conducta que no debe realizarse porque implica graves consecuencias. Envió un mensaje paternalista, prohibitivo y que fomenta estereotipos al presentar el sexting como “una práctica de riesgo que puede provocar […] problemas”. Con mensajes como “Por eso, si alguien te quiere bien, ¿crees que puede pedirte que hagas sexting?” y “Por eso, si tú te quieres bien, ¿crees que deberías exponerte a los riesgos del sexting?”, la campaña estigmatiza a cualquier persona que sextea y advierte que, si uno lo hace, algo le puede salir mal y es su culpa por revelar parte de su intimidad a otras personas.

Sextear es una forma, entre muchas otras, de ejercer sus derechos sexuales, los cuales son derechos humanos reconocidos por el artículo 4 de la Constitución mexicana. Por esta razón, nadie debería prohibirte expresar tu sexualidad.

De hecho, el sexting es una práctica común según el estudio “Teen Sexting and Its Association With Sexual Behaviors” (“Sexting entre adolescentes y su asociación con comportamientos sexuales”, realizado en 2012 por investigadores de la Universidad de Texas en escuelas de nivel bachillerato en los Estados Unidos). Indica que el 28% de los adolescentes encuestados reportaron enviar fotografías de sí mismos completamente desnudos y el 57% de adolecentes informó pedir a otra personas practicar el sexting.

Las conclusiones del estudio, indican que:

  • El sexting entre adolescentes es cada vez más frecuente;
  • El uso de los teléfonos celulares es cada vez más frecuente; y
  • Es necesario que profesionales de la salud, menores de edad y adultos, conozcan cómo practicarlo de manera segura.
  • Sexting seguro
    Sexting seguro en pareja

Otra publicación, denominada “El Efecto Internet”, de la A.C. mexicana Alianza por la Seguridad en Internet presenta una encuesta sobre el sexting y cómo las tecnologías de la información facilitan el envío de textos, fotos y videos con connotación sexual. En esa encuesta sobre seguridad y privacidad en la web aplicada a 10,000 estudiantes, 85% entre 12 y 16 años, reveló que el 36.7% conoce a alguien que ha enviado o reenviado por Internet o celular imágenes suyas, desnudo o semidesnudo, ya sea a conocidos o desconocidos.

El sexting es una actividad común entre las personas, tal como lo indican estos estudios. Por esto, una campaña que aborde esta práctica no puede prohibir ni evitarla ya que se ha vuelto cada vez más común entre los adolescentes.  Hacerlo es ir en contra del derecho a expresar su sexualidad. Más bien hay que promover una educación sexual ética y un sexting seguro que usa tecnologías de protección de la intimidad.

Es importante reconocer que el sexting practicado de forma no segura implica riesgos que dependen de factores humanos y tecnológicos, por ejemplo que el destinatario de una “nude” la reenvíe o publique en alguna red social. Otro ejemplo es guardar un video de sexting en nuestro dispositivo móvil que, por defecto, el programa que usamos lo sube a Internet.

Darse cuenta de los riesgos del sexting y establecer un control de esos riesgos, nos permite implementar acciones preventivas que minimicen las posibles afectaciones. Omitir ese control es exponerse a una alta probabilidad de sufrir afectaciones morales, psicológicas, sociales y patrimoniales. Es necesario encontrar un equilibrio entre expresar su sexualidad y comprender y aceptar los riesgos que implica el sexting como tal; el cual equilibrio se logra implementando acciones preventivas para eludir y reducir la exposición a esos riesgos, en lugar de reaccionar después de haber sido afectado.

Por estas razones, aquí presentamos algunos consejos sobre cómo practicar el sexting de manera segura.

1. Envía nudes anónimos

Sácate nudes pero oculta tu identidad haciéndolo: para ello, deberás eliminar elementos que puedan identificarte como, por ejemplo, tu entorno, rostro, tatuajes o rasgos físicos.  Hay herramientas que te permiten borrar o distorsionar lo que desees en tus fotos.  Una de ellas es Obscuracam. Otras aplicaciones para obtener resultados similares son: Pixelator, Point Blur, PicAnonymize, y Mosaic Photo Maker.

2. Cuidado con los metadatos 2. Metadatos_exif-

Los metadatos son datos asociados a los archivos, por ejemplo cuando tomas una foto existe información asociada a esa fotografía, algunos metadatos son:

  • Datos descriptivos: título y asunto, entre otros;
  • Datos de origen: autor, fecha de captura, nombre del programa;
  • Datos sobre la imagen: dimensiones, resolución,…;
  • Datos sobre la cámara y los datos de exposición de la foto: fabricante, modelo, tiempo de exposición, nivel de luminosidad;
  • Detalles sobre la foto y su exposición: fabricante y modelo del objetivo, flash, brillo, zoom;
  • Datos sobre el archivo: nombre, tipo, formato, fecha de creación y modificación, propietario, ubicación GPS;
  • Copia de la fotografía original.

Los metadatos revelan información que puede identificarte, por ejemplo tu ubicación exacta y los datos de usuario de tu teléfono inteligente. Para eliminar los metadatos EXIF (Exchangeable image file format – archivo que almacena metadatos de las fotos hechas con cámaras digitales) de la imagen, podrás utilizar programas como Photo Exif Editor y Metadata Remover.

3. Cifra tus mensajes3. Cifrado de mensajes

Existen herramientas tecnológicas que puedes utilizar para cifrar los mensajes que envías: Confide, Signal, Wickr, Cyphr o ChatSecure. Estas apps evitan que un tercero interfiera tus mensajes y te permiten crear una contraseña para evitar que un tercero lea tus mensajes sin autorización.

4. Usa la función de “auto-destrucción”4. Auto-destrucción de mensajes

Confide y Wickr te permiten autodestruir los mensajes que envías para así evitar que el destinatario de tus mensajes guarde los fotos y videos íntimos que le mandaste en un cierto momento.

5. Impide a cualquier persona el acceso a tus archivos

5. Acceso a los archivos

Proteger tus fotos, videos y mensajes en el ámbito digital no es suficiente para evitar que alguien robe tus archivos. En el mundo físico, también existen riesgos: alguien te puede, por ejemplo, robar tu teléfono inteligente o te puedes olvidar de él en un taxi o viaje. Para evitar que alguien acceda al contenido de tu dispositivo, deberás restringir el acceso.  Para hacerlo, utiliza aplicaciones como Secure Photo Gallery, DroidCrypt, AppDefender, Folder Lock Advanced, KeepSafe, Private Photo Vault o Gallery Lock (Hide pictures).

En los teléfonos con sistemas operativos Android, existe la posibilidad de cifrar y bloquear tu dispositivo. Para hacerlo, debes ir a: “Ajustes”, posteriormente al apartado “Personal” y, por último, dar click en “Seguridad” donde están las opciones “Bloqueo de Pantalla” y “Encriptación”.5. Cifrado móvil

En caso de robo o extravío, deberás configurar previamente el “Borado remoto” en tu dispositivo Android. Para hacerlo, debes ir a: “Ajustes”, posteriormente al apartado “Personal” y, por último, dar click en “Seguridad”, “Administradores del dispositivo” y activar la opción “Administración de dispotivo android”, también deberás activar tu ubicación. Posterior al robo o extravío, deberás iniciar sesión en la “Consola de Administración de Google” y seleccionar “Borrar datos del dispositivo”.

En dispositivos con sistemas iOS deberás activar previamente “Buscar mi iPhone”. Posterior al robo o extravío inicia sesión en “Buscar mi iPhone en iCloud.com“, seleccionar el dispotivo que deseas borrar y escribir tu ID de Apple.

6. Evita subir contenido de sexting a Internet

6. Cifrado local

Evita subir tus archivos a plataformas de almacenamiento en la nube, por ejemplo Dropbox, Google Drive, OneDrive o iCloud porque no tienes el control directo sobre cómo esas empresas protegen efectivamente tus datos de terceros. Para documentos sensibles como fotos y videos íntimos, es preferible guardarlos cifrados con Rohos, Folder Lock, DiskCryptor, EncryptStick o Veracrypt en un disco duro propio.

Si  quieres absolutamente almacenar archivos en la nube, usa SpiderOak porque te permite tener en tu propio computador la llave privada creada para cifrar tus documentos y el proveedor nunca podrá acceder a tus imágenes íntimas. Tresorit, Sync, o BackBlaze te permiten almacenamiento en la nube con cifrado de grado militar.

7. Utiliza contraseñas robustas para guardar tu información

Antes de subir fotos y videos a la nube o salvaguardarlos en tu dispositivo móvil o tu computador, es necesario que establezcas contraseñas robustas (una combinación de mínimo 12 o 15 números, letras – en mayúsuclas y minúsculas – y caracteres especiales) para evitar que alguien pueda adivinarlas fácilmente para así lograr entrar en tus cuentas o dispositivos y robar tus archivos.

Nunca utilices contraseñas tan inseguras como “123456”, “qwerty”, tu fecha de nacimiento o de matrimonio o tu número de teléfono personal porque son comunes, inseguras y fáciles de adivinar;  además, es información que ya puede ser pública en Internet.

Las contraseñas con elementos que te identifican son fáciles de romper con ataques de fuerza bruta que prueban todas las combinaciones de contraseña posibles hasta encontrarlas.

8. Evita guardar archivos con sexting

Lo más adecuado suele ser eliminar regularmente todos los archivos relacionados al sexting para evitar que alguien los robe o revele en algún momento.

Prohibir el sexting no sirve. Campañas como “Pensar antes de sextear. 10 razones para no realizar sexting” carecen de propuestas para fomentar la libre autodeterminación. Lo que se necesita es reducir los factores de riesgo y aumentar las factores de protección, mostrando cómo practicar el sexting de forma segura. Es imposible detener el avance de la tecnología y evitar que las personas la usen. El sexting se ha vuelto una forma nueva de expresar su sexualidad.

DOCUMENTOS DE REFERENCIA

ESCRITO POR: SonTusDatos.

AUTORES DE LA INVESTIGACIÓN: 
Cédric Laurant, Daniel Villegas.

Comentarios (0)

Deja un comentario...